así mintió #AyPame – 4pelagatos

Los operarios del correísmo no saben cómo manejar el tema de la Comisión de la Verdad: cada vez que tratan de negar que ese tema esté en la agenda de la bancada de UNES, su jefe máximo, Rafael Correa, los hace quedar como zapato viejo. Desde que Rafael Lucero de Pachakutik dijo por primera vez, el 18 de abril, que la creación de ese organismo es la condición que Rafael Correa ha fijado para negociar los votos de la bancada de UNES, los asambleístas de ese partido han tratado de negar que aquello haya ocurrido, pero Correa lo confirma una y otra vez. Para estos operarios, la Comisión de la Verdad parece ser el amante que quieren ocultar.

La versión más patética de estos enredos fue la que puso en escena el jueves Pamela Aguirre. En un debate en el Contacto Directo de Ecuavisa, la asambleísta aseguró, sin ruborizarse, que esa Comisión es una oferta de campaña del presidente Guillermo Lasso y que ellos ni Correa han condicionado sus votos a cambio de su creación. Aguirre no solo que no tuvo empacho en inventarse esa mentira, porque lo que Lasso ofreció fue una comisión anticorrupción de la ONU para encontrar el dinero que el correato robó al Estado (algo que no ha cumplido), sino que contradijo a su líder: “Lo dicho por Rafael Lucero es falso, jamás Rafael Correa le ha pedido como condicionante la Comisión de la Verdad”.

Casi al mismo tiempo, en el programa de su socio político Jimmy Jairala, dijo exactamente lo contrario: Ahí sostuvo que cuando Lucero le pidió los votos para que un miembro de Pachakutik asuma la Presidencia de la Asamblea (en caso de que Guadalupe Llori sea destituida) él le dijo que había que establecer una agenda en la que estuviera incluida la creación de dicha comisión. para que revise los procesos jurídicos en los que están involucrados los principales cuadros del correato. «Eso lo dejé en claro a Lucero», dijo el ex presidente.  Correa, evidentemente herido, aunque fingiendo una sonrisa, por la infidencia de Lucero, amenazó con revelar los nombres de quienes le han pedido citas o que han conversado con él ya sea presencialmente o no, a quienes se atrevan en revelar encuentros con él. “Algún día, si es necesario aunque yo soy una persona leal, seria y responsable, diremos los nombres de las personas que me han venido a buscar personalmente, con videoconferencias o telefónicamente”.

La mentira que se despachó Pamela Aguirre en Ecuavisa llegó hasta con detalles, como suelen ser las mentiras que lanzan los especialistas en decir mentiras. No solo quitó la autoría de la Comisión de la Verdad a su líder sino que ellos, los miembros de la Revolución Ciudadana, lo único que han hecho es pedir, desde «el día uno del gobierno», que esa comisión ponga «fin a tantas mentiras con las que el pueblo ecuatoriano ha sido bombardeado». La creación de la Comisión de la Verdad tiene, en realidad, cerca de un año. El 17 de mayo del 2021, Correa contó a sus coidearios de Radio Pichincha que cuando se estaba cocinando el acuerdo «de gobernabilidad» entre él, Jaime Nebot y Guillermo Lasso, él propuso a Lasso que la única condición para elegir al socialcristiano Henry Kronfle a la Presidencia de la Asamblea era la de constituir una Comisión de la Verdad. «Estaba (Lasso) tan interesado en nuestra propuesta que dijo cerremos todo esto ya», contó Correa emocionado y reveló que esa misma tarde fueron a la casa de Kronfle para dar los últimos detalles los asambleístas del correísmo Pabel Muñoz y Fausto Jarrín, en compañía de su amigo Camilo Samán. Luego Lasso traicionó su palabra, sostuvo el ex presidente y prófugo de la justicia.

Aguirre no es la única que ha dado una versión distinta a la de su líder Rafael Correa sobre la versión de Lucero y de la Comisión de la Verdad. Lo hizo también hace poco, el 19 de abril, la coordinadora de la bancada de la Revolución Ciudadana, Marcela Holguín. Ese día salió ante la prensa a tachar de mentiroso a Lucero por haber dicho que la bancada del correísmo estaba trabajando en la Asamblea por una Comisión de la Verdad. «Quiero decirles que esto es una mentira. Esta es una nueva treta o jugarreta que tienen los asambleístas del oficialismo y también de Pachakutik para poder mantener a la señora Llori en el puesto». Y juró  que jamás habían condicionado sus votos a la creación de dicha comisión. Precisamente ese mismo 19 de abril, Correa publicó un tuit que la dejó sin piso. «¡Qué terror le tienen a una Comisión de la Verdad que, además, sería internacional! ¿Por qué será? Eso se lo dejé muy claro a Lucero cuando vino a verme a México para conformar una nueva mayoría».

Correa no solo ha corregido y contradicho a sus asambleístas en este tema. Lo hizo también con el ministro de Gobierno el 1 de abril cuando Francisco Jiménez, aseguró al periodista Jorge Ortiz que los correístas no le habían hecho ningún pedido para llegar a un acuerdo. «Ellos no pedían nada», dijo Jiménez con gran aplomo. Correa le replicó minutos más tarde, en un tuit, que eso no era cierto. «Se equivoca ministro. Sí pedimos algo: una Comisión de la Verdad…”.

Es evidente que la sinceridad con la que Correa habla del tema, no gusta a los operadores políticos en la Asamblea y hasta en el gobierno. Lo más probable es que con esa sinceridad, el prófugo está arruinando las gestiones que hacen para darle gusto con la tan mentada comisión.

Foto: caption de Ecuavisa

NOTA:
Este contenido ha sido publicado originalmente en la siguiente dirección: Haz Click Aquí

TAGS:

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *