en redes le va mal victimizándose – 4pelagatos

Algo es evidente en los comentarios que recibieron, en redes sociales, las personas y colectivos partidarios de Leonidas Iza: un rechazo, muchas veces agresivo, hacia la dirigencia indígena, sobre todo en las clases medias urbanas que no pueden superar el trauma social que significó lo que ocurrió en octubre de 2019.

Hay que ver las reacciones que produjo, por ejemplo, el Twitter, con el que la Conaie comunicó la detención de Iza a las 1:05 de la madrugada del 14 de junio. «Grupos de élite de la Policía y las FFAA detienen de manera ilegal a @LeonidasIzaSal1 presidente de la CONAIE. Llamamos a nuestra estructura organizativa a RADICALIZAR las medidas de hecho por la LIBERTAD de nuestro máximo líder y por la dignidad de nuestra lucha». Si bien es cierto que 2 501 personas replicaron el mensaje (lo cual no quiere decir que necesariamente lo aprobaban) y que 2 642 pusieron que les gusta, hubo un inmenso porcentaje de mensajes que lo condenaban. De casi 1 800 comentarios que colocaron los usuarios, más 1 700 fueron negativos y hasta hostiles para la organización indígena. Prácticamente todas, invocan la importancia del imperio de la ley y condenan los cortes en las vías, así como los ataques a la propiedad privada. El fantasma de octubre es inocultable. La única que salió a defender el mensaje de la Conaie fue Manuela Picq, la compañera de Yaku Pérez durante las elecciones pasadas. «Gracias por informar al país que detuvieron a un delincuente», comentaba @jordyjlc mientras que @Gladiador2111 decía «excelente, al fin justicia en el país. Las acciones tienen consecuencias». En ese tenor, incluso más fuerte, estaban escritos los mensajes.

Lo mismo ocurrió con la dirigente indígena Lourdes Tibán, quien dijo que con la detención se está poniendo «más leña al fuego». De casi 3 mil comentarios que recibió Tibán, a lo mucho habría tres o cuatro que la apoyaban. «Iza está bien donde está, PRESO. No puede pretender caotizar el país por su sed de ver caer al gobierno y poner un gobierno mariateguista”, comentó un usuario. Vayan a trabajar que los paros sólo los empobrecen más a ustedes y a quienes no tenemos nada que ver en el asunto comunista», escribió el constructor Daniel Elmir.

Tampoco le fue bien a Alberto Acosta Espinosa, ex presidente de la Constituyente de Montecristi: de casi 80 comentarios a su condena a la detención, apenas dos o tres eran de personas que coincidían con su visión. Si se leen los comentarios que recibió la activista Sybel Martínez, se verá que sus interlocutores están vivamente a favor de la detención de Iza. «La sedición consta como delito penal en el COIP , llamar a tumbar al gobierno encuadra en ese delito. Simple»: le firma @renlopra.

Las cuentas correístas que se sumaron a la condena de Iza tuvieron muy pocos comentarios de adhesión. Ejemplo, las respuestas que recibió Agustín Burbano de Lara, conocido operador correísta en Twitter:  «Bien está borrego bien está, acuérdate que tu líder capo narco prófugo mameluco mandaba a 20 policías armados hasta los dientes para detener al dueño de una camioneta x transportar un monigote, ahí sí calladito andabas», le escribió un usuario.

La ONG Inredh, defensora de derechos humanos corrió la misma suerte: puso un mensaje criticando la legalidad de la detención de Iza. «Les recuerdo que con la declaración que hizo de ‘tumbarse al gobierno’ tiene para largo encerrado», respondió el usuario @barrabasmovil que, como la casi de mayoría de personas que leyeron este mensaje, se mostraron partidarios de que Iza sea detenido. “Claro no se espera menos de las organizaciones delincuenciales, espíritu de cuerpo para delinquir”, comentó @leparech. Cuando el periodista Fabricio Vela publicó un mensaje en el que dice que se inclina a pensar que la detención de Iza más que un acto de justicia era un error político que le podría costar al gobierno «repercusiones sociales impredecibles», la reacción de los usuarios que lo siguen no fue muy distinta. «Es cumplir la ley. Y relativizar su cumplimiento por el status del que comete el delito o las posibles consecuencias políticas es justamente lo que nos ha mantenido como un país subdesarrollado», replicó el abogado Mario Cuvi.

Lo interesante de este fenómeno, es que estos respaldos a la detención del dirigente indígena se produjeron en las cuentas de personas o colectivos que la criticaron ya sea por razones jurídicas o políticas. Normalmente quienes siguen una cuenta comparten una visión similar sobre el mundo y, por eso, en la mayor cantidad de ocasiones aprueban lo dicho. En este caso, la aprobación por la detención de Iza  se expresó en las cuentas de quienes la condenaron.

La opinión pública, sobre todo la que se expresa en redes sociales, ha sido determinante en el curso de recientes episodios políticos. Lo que ocurrió luego del hábeas corpus concedido a favor de Jorge Glas en Manglaralto es un ejemplo: fue tan fuerte la reacción y condena que movilizó incluso al procurador Íñigo Salvador a desplazarse hasta Santa Elena para alegar en contra de la medida. Esta vez, habrá que ver si esta opinión que pertenece sobre todo a ciertas clases medias urbanas servirá de algo al gobierno para contener la reacción que han planteado las organizaciones sociales e indígenas para que Iza recupere su libertad.

Foto:

NOTA:
Este contenido ha sido publicado originalmente en la siguiente dirección: Haz Click Aquí

TAGS:

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *