Los guayaquileños pagan aromaterapias y hasta abogados – 4pelagatos

Las sospechas de corrupción que pesan sobre varios contratos celebrados por la administración municipal de Cynthia Viteri, así como el uso poco eficiente de los recursos municipales, empiezan a ser pan de todos los días, mientras la alcaldesa, en lugar de dar explicaciones pertinentes, se encarga de entregar casas a personas de escasos recursos en las que parece haber instalado un altar para el culto a su personalidad.

Hace poco tuvimos conocimiento que el 4 de diciembre de 2019 el Municipio de Guayaquil adjudicó la contratación del “servicio de profesionales naturópatas que incluye terapias naturales integrativas con aplicación de aromaterapia” por un valor total de aproximadamente US$ 240.000,00. Según las autoridades municipales este “servicio” – si es que así se lo puede denominar – benefició a más de 8.000 guayaquileños y fue suspendido en marzo de 2020 debido a la pandemia. En este caso particular, no se trata necesariamente de un acto de corrupción, toda vez que no se ha denunciado, ni peor aún demostrado, que existió irregularidad alguna en la contratación del servicio. Sin embargo, se trata, por decir lo menos, de una indelicadeza en el uso de los recursos públicos de los guayaquileños, más aún dentro del contexto de una crisis económica gravísima en la que esos recursos pudieron haber sido utilizados en obras prioritarias para los sectores más desfavorecidos de la urbe.

Las prioridades de la administración municipal de Viteri en lo relativo al gasto público quedan evidenciadas, una vez más, cuando en el mes de agosto de 2021, según el portal de compras públicas, se han adjudicado contratos de publicidad de los servicios, obras y programas que el Municipio de Guayaquil lleva a cabo en la ciudad por un valor que alcanza aproximadamente los 4 millones de dólares. Lo anterior no supone, en sí mismo, una irregularidad, toda vez que los procesos de contratación pueden haber seguido los pasos legales correspondientes y los contratos haberse adjudicado de forma correcta, sin embargo, da la pauta de cuáles son las prioridades de Viteri a la hora de invertir los recursos municipales. Los guayaquileños no necesitan enterarse por medio de medios digitales, vallas publicitarias o televisión de las obras que Viteri realiza, sino que necesitan que los recursos públicos sean manejados de forma prolija y austera enfocándose en los asuntos prioritarios que los ciudadanos demandan.

Hay otros casos, en cambio, en que ya no se trata únicamente de una indelicadeza o falta de criterio en el uso de fondos públicos, sino de cuestiones más graves. La Fundación Siglo XXI, adjudicataria del cuestionado contrato de trapeado de las áreas regeneradas por un valor que triplica el que se pagaba en períodos anteriores y del concurso “Óleos del Bicentenario” que fue declarado desierto debido a las denuncias que se hicieron públicos en medios de comunicación, tuvo la desfachatez de subir en el portal de compras públicas una licitación para contratar abogados en materia penal para que defiendan a la Fundación y a sus representantes en la indagación previa que se ha abierto contra ellos por el delito de peculado cuyo origen es el contrato de trapeado antes mencionado. Es decir, los guayaquileños tienen que pagar hasta las facturas de los abogados de los funcionarios y de la Fundación que presuntamente se han beneficiado de forma irregular de recursos públicos. Evidentemente, ante la denuncia publicada por Diario Expreso, la Fundación dio de baja el proceso ya que, según afirma, “requiere replantear los términos de contratación de la asesoría, conforme a los nuevos lineamientos”.

La gestión municipal de Viteri, en poco más de dos años, ha demostrado carecer de la capacidad de administrar los recursos de los guayaquileños de forma transparente y adecuada. Los guayaquileños ahora pagan incluso aromaterapias y abogados de fundaciones y personas sobre las cuales pesan denuncias de corrupción. La pregunta que cabe plantearse es ¿hasta cuándo los guayaquileños van a soportarlo?

Ricardo Flores es abogado. 

NOTA:
Este contenido ha sido publicado originalmente en la siguiente dirección: Haz Click Aquí

TAGS:

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *