¿Y los ciudadanos? – 4pelagatos

Parte del país está convulsionado, intimidado y amenazado. Y la Conaie dirigida por Leonidas Iza no se detiene: piensa incluso incrementar sus acciones este fin de semana, activar a sus aliados y traer gente a Quito. Otra vez a la Casa de la Cultura. Otra vez seguramente a la Universidad Católica donde el rector marxista-correísta le ha visto la cara incluso al Episcopado. Octubre-2019 vuelve a estar al orden del día.

Y, claro, ante esa evidencia lo que más se antoja en redes sociales es mirar hacia las autoridades; en dirección del presidente de la República en particular. Él anoche volvió a hablar a los ecuatorianos. Un mensaje cuyos destinatarios no parecían ser los ciudadanos. ¿Qué dijo? Que el gobierno ha sido prudente. Que no hay heridos a pesar del vandalismo del cual el país el país es testigo. Que está abierto al diálogo y que hay mediadores. Que el gobierno está listo para impedir que las manifestaciones se vuelvan más violentas. Que va a defender, mediante el uso progresivo de la fuerza, a aquellos que quieren vivir en paz y trabajar. Que no hay razones para la violencia y que nadie ha pensado en privatizar nada. Y que está trabajando para paliar las consecuencias de la pandemia y de la guerra de Rusia contra Ucrania…

Iza respondió en un video que está circulando. No oyó. Solo destacó que Lasso nada dijo de las medidas que él exige. Y que traerán más gente a Quito. Que ya tiene la Casa de la Cultura y que espera que algunas universidades le abran las puertas. Una confesión que suma a su expediente judicial y que deja al gobierno ante un dilema dramático: ceder ante sus exigencias incongruentes o usar la fuerza con consecuencias impredecibles. ¿Hay otra alternativa?

Lo cierto es que Iza quiere gobernar sin haber sido elegido y quiere hacerlo tomando -como es visible- el país de rehén: intimidándolo, amenazándolo, paralizándolo mediante la violencia y el bloqueo. Si esa es su forma de entender la democracia, hay error en las palabras porque lo suyo es el ejercicio dictatorial de poder de una minoría sobre la mayoría del país.

¿Qué hacer entonces? Es la pregunta que mucha gente se hace en redes sociales. Y hay respuestas. Unas mirando el censo: 6% de población es indígena. Otras pensando en quiénes financian todo esto barullo y respondiéndose: que es Correa que entregó fondos a una ONG para la Conaie, los mineros ilegales o los narcos. Algunos hablan del carro de Iza (que vale más de 50 mil dólares) y lo comparan con su declaración de renta: no ha pagado un dólar desde 2012. ¿Qué hacer? Hoy ya ya hay fotos de ciudadanos de a pie empeñados en la Ruta Viva para que no sea cerrada.

Los ciudadanos están perplejos pero en su mayoría sin iniciativas. Ni siquiera simbólicas como campañas en twitter o acciones simbólicas ortodoxas (un tuitazo, izar la bandera) o darse cita en algún lugar como ocurrió durante el correísmo. En España y en Colombia, los ciudadanos hicieron movilizaciones grandiosas contra la violencia. Contra ETA y las guerrillas. Aquí motivos sobran: defender la democracia, la aplicación de la ley y expresar la repugnancia que inspira, por ejemplo, la mayoría de asambleístas que llamaron ayer a liberar a los violentos detenidos por haber atentado contra bienes y personas.

¿No es hora de que los ciudadanos se expresen, defiendan masivamente su derecho a vivir en paz, a trabajar, a circular, a comerciar, a viajar, a enviar a sus hijos sin peligro a escuelas y colegios?  ¿No es hora de aislar al puñado de violentos y hacerles entender que no pueden disponer de la vida, los bienes y el trabajo de millones de personas? ¿No es hora de reivindicar la democracia, por patoja e imperfecta que sea, frente a las acciones dictatoriales de la Conaie?

El presidente Lasso tiene que cumplir y hacer cumplir la ley. Pero también los ciudadanos tienen que defender pacíficamente el marco de vida y los valores de convivencia en los cuales creen. Ya es hora.

Foto: twitterCAVera
Ciudadanos se organizan en la Ruta Viva para evitar que la cierren. 

NOTA:
Este contenido ha sido publicado originalmente en la siguiente dirección: Haz Click Aquí

TAGS:

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *